Copyright © 2006
Noticias Gremiales S.R.L
Todos los derechos reservados

 

Noticias de actualidad
Para enviar noticias a esta sección ngremiales@gmail.com
 
 
El Secretario General fue perseguido, amenazado con meterlo preso y se pidió la desaparición del gremio
Héctor Ponce y ATILRA, otras víctimas de la “Gestapo antisindical” de Cambiemos
Buenos Aires, 11 de enero de 2022 - El Secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA), Héctor Ponce, dijo que estudia con el gremio presentarse en las causas judiciales que investigan las denuncias contra la denominada “Gestapo antisindical” pergeñada durante el gobierno de Cambiemos dado que él y el gremio fueron víctimas de la persecución y acoso “por defender los derechos de las y los trabajadores frente al resto de los poderes concentrados”, dijo.

El dirigente contó que también lo analizan en el seno de las Confederaciones de Asociaciones Sindicales de Industrias Alimenticias (CASIA) y Sindical de la Industria de la República Argentina (CSIRA) “porque no se trata de una cuestión individual sino que es una cuestión que agravia el derecho colectivo de los trabajadores

Durante el gobierno de Cambiemos, la alianza PRO-UCR-CC, Ponce fue perseguido, difamado y amenazado de ser encarcelado. El propio expresidente Mauricio Macri dijo varias veces que quería verlo “preso”.

Sobre la aparición de un video presentado por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en el que se observa una mesa compuesta por empresarios y funcionarios ligados a la administración de la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en el que se habla sobre cómo acometer contra el sindicalismo, el titular de la ATILRA opinó: “Lo que ahora se demuestra es que no solo existía el macabro e inconstitucional deseo de cometer un acto reñido con lo legal sino que se recurrió a quienes supuestamente deben garantizar un derecho esencial como lo es el de proveer justicia”.

Agregó que “en el anterior gobierno asistimos en la Argentina a un descrédito de dos institutos que tienen entre sus responsabilidades garantizar el efectivo cumplimiento de las leyes laborales, por una parte, y por otra parte la defensa de esos intereses, es decir los abogados laboralistas y los dirigentes sindicales” y recordó que “a los primeros se los caracterizó de mafiosos y a los segundos, y es el caso que me toca, como corruptos. Dos denominaciones con réplicas en importantes medios de comunicación que generaron, y generan, un relato que fue incorporado como una verdad por gran parte de la población que consume esos medios”.

El dirigente sostuvo que no es necesario que un sindicalista cometa delito alguno para que carguen contra él. “Basta con una acusación, su mediatización, para que parte de la sociedad, que solo presta oídos a determinados medios de comunicación, se expida sentenciando equivocadamente. Luego uno puede demostrar su inocencia, como me pasó a mí, pero eso no se publica en ningún medio y nadie se entera”.

Ponce señaló la importancia de vivir en un Estado de derecho. “No podemos andar con medias tintas” y repudió “este tipo de actitudes porque queremos que toda la comunidad vivamos bajo las mismas reglas de juego, cosa que aún no ocurre”.

Ponce recordó que sabía que el expresidente Macri lo quería meter preso “mucho antes” que el titular del Sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, le contara que se lo escuchó decir en persona al ex mandatario.

El titular de la ATILRA señaló que Macri “lo dijo en distintos estamentos sin saber lo que nuestra organización hacía por las y los trabajadores” y resaltó que “nosotros no nos manejamos al margen de la ley, trabajamos dentro de lo que establece nuestra Constitución Nacional”.

Ponce reveló que “en una reunión de productores que se hizo en el Ministerio de Agroindustria a cargo de (Luis) Etchevehere, un grupo pequeño de empresarios pidió directamente la eliminación de nuestra organización sindical”.

“Nos decían que nos iban a meter presos. Nos seguían permanentemente. Tuve 11 allanamientos, no solo en la organización, sino en forma particular y a mi familia. Fuimos perseguidos permanentemente. Tuvimos nuestras cuentas bloqueadas. Todo con el objetivo de intimidar, de molestar, de atemorizar. Lo viví en carne propia pero siempre pensé de la misma forma: vivir con dignidad supone pagar un precio y muchos de nosotros estamos dispuestos a pagar el precio necesario para cumplir con la responsabilidad conferida por las y los compañeros trabajadores” y destacó que hace pocos días asumió por un nuevo periodo al frente de la ATILRA.

“Todo esto lo hemos denunciado ante la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA), que nos ha respaldado y nos dijeron que ante las evidencias surgidas últimamente, volvamos a hacer la denuncia ante entidades de Derechos Humanos internacionales. Seguramente vamos a estar trabajando en ello porque no queremos que se naturalice este tipo de cuestiones”

Ponce resalktó que “se pergeñó desde la máxima magistratura de nuestro país un perseguimiento nada más y nada menos que porque cumplimos con la obligación de defender los intereses de las y los compañeros lecheros de todo el país”.

Asimismo contó que “el expresidente de la Nación jamás tuvo contacto conmigo. Nunca estuvimos juntos en una reunión, sin embargo él tenía un concepto que estoy seguro fue interpuesto por alguien de su confianza que tenía interés dentro del campo de la actividad industrial láctea”, en referencia a Gustavo Lopetegui “que estuvo permanentemente al lado del expresidente y jugaba doble rol” como funcionario y como empresario lácteo y también responsabilizó a Mario Quintana, “que estaba en aquel viaje al que hace referencia el compañero Pereyra”.


CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | VERSION IMPRESA
Copyright © 2006 Noticias Gremiales S.R.L | Todos los derechos reservados