Copyright © 2006
Noticias Gremiales S.R.L
Todos los derechos reservados

 

Noticias de actualidad
Para enviar noticias a esta sección ngremiales@gmail.com
 
 

El titular de la FTIA también dijo que desbarataron todas las excusas de la patronal para negar la mejora
Héctor Morcillo: "La unidad de los trabajadores y trabajadoras de la alimentación hizo posible conseguir la recomposición salarial"

BUENOS AIRES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2020 - "El acuerdo con los empresarios para recomponer los salarios de nuestra actividad en un 32 por ciento es el fruto de la unidad demostrada por los trabajadores y las trabajadoras de la alimentación en la aplicación del plan de lucha", sostuvo Héctor Morcillo, secretario general de la Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA).

"Las asambleas, bloqueos en fábricas y medidas de acción que se estaban realizando en algunas empresas en distintos lugares del país, más la caravana realizada en Buenos Aires, ejercieron una fuerte presión para que llegáramos al acuerdo", agregó el sindicalista en diálogo con Noticias Gremiales.com.

Morcillo agradeció "a todas las compañeras y compañeros, a los militantes, a los miembros de la comisión directiva y a los delegados que con su esfuerzo y su presencia activa han acompañado toda esta lucha. Todo esto ha sido posible gracias a ellos. Nosotros hemos sido un instrumento en la negociación pero lo fundamental fue el fuerte compromiso de las compañeras y compañeros que hizo ver claramente a la cámara empresarial que si no llegábamos a un acuerdo el miercoles por la tarde, las medidas de fuerza a iniciar, con un paro nacional, iban a ser contundentes y por eso modificaron su actitud".

El acuerdo entre el gremio y la patronal implica una mejora del 32% dividido en 4 tramos: 9% en octubre; 7% en diciembre; 6% en enero y 3,5% en marzo. "Son montos no remunerativos a los efectos previsionales pero que impactan sobre todos los adicionales salariales de todos los trabajadores y trabajadoras de la alimentación de todo el país", indicó Morcillo.

El acuerdo establece, además, que las partes volverán a reunirse en marzo para analizar la evolución inflacionaria y corregir el porcentaje, si fuera necesario, para evitar la pérdida del poder adquisitivo de los salarios.

Morcillo consideró que "es el mejor acuerdo posible en el actual contexto de pandemia, con un año muy complicado y un panorama de la economía muy volátil"

El acuerdo llegó luego de 10 encuentros infructuosos a lo largo de dos meses con aplicación de medidas de fuerza y el dictado de la conciliación obligatoria por el Ministerio de Trabajo, con varias prorrogas, la última de las cuales habia vencido el pasado viernes 13 de noviembre.

Luego de realizar asambleas en los lugares de trabajo, en setiembre pasado "el plenario de secretarios generales le dio mandato a la Federación para instrumentar un plan de lucha y ahí comenzó una primera etapa con un paro de dos horas por turno a lo largo y ancho de todo el país, cuya contundencia, con altísimos niveles de acatamiento en todo el país, sorprendió al propio sector empresario", dijo Morcillo.

Luego vino la conciliación obligatoria en cuyas negociaciones "fuimos desbaratando una a una las excusas de los empresarios para negar la recomposición hasta que quedó en claro que lo que buscaban era usar de rehenes a los trabajadores y trabajadoras para presionar al gobierno Nacional y a las grandes cámaras de ventas de supermercados de nuestro país, amenazando con el desabastecimiento, si no le liberaban los precios máximos".

Añadió que "también fuimos demostrando que las empresas mantenían los precios cuidados, los precios mayoristas, simplemente en las grandes cadenas de supermercados pero a niveles de distribución al gran mercado mayorista, almaceneros y quiosqueros los aumentos fueron más que importantes", denunció.

Finalmente reiteró que el logro es fruto de l"a unidad, solidaridad y organización demostrada por los trabajadores y trabajadoras de la alimentación.

Por último destacó y agradeció el apoyo recibido durante el conflicto por parte del Comite Ejecutivo de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA) y de su Regional Latinoamericana (Rel-UITA). "Para nosotros fue muy importante que desde la Rel-UITA se visibilizara este conflicto. También tuvimos el apoyo del Comité Ejecutivo de la UITA que se reunió en Ginebra los días lunes y martes donde apoyó plenamente la lucha de nuestra Federación", dijo Morcillo.

 
CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | VERSION IMPRESA
Copyright © 2006 Noticias Gremiales S.R.L | Todos los derechos reservados