Copyright © 2006
Noticias Gremiales S.R.L
Todos los derechos reservados

 

Noticias de actualidad
Para enviar noticias a esta sección ngremiales@gmail.com
 
 
Tuvo una vida corta pero plena de transformaciones sociales
Evita nos alienta en la lucha por un país mejor

Escribe Agustín Amicone, Secretario General de la UTICRA. Especial para Noticias Gremiales.com

BUENOS AIRES, 26 DE JULIO DE 2020 - Recordamos a Evita por siempre. Fue la mujer más asombrosa y maravillosa del mundo, que entregó su vida lealmente por el bienestar de su pueblo.

Cada día su ejemplo de trabajo comprometido con los más humildes, con los trabajadores, nos anima en nuestra tarea de contribuir a poner a la Argentina de pie nuevamente y que vuelva a ser el país ejemplo de Justicia Social en Latinoamérica y el mundo, como ella lo propició junto al Presidente Juan Perón.

Niñez
Eva Duarte había nacido el 7 de Mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires, producto de una relación prohibida entre su madre Juana Ibarguren y el estanciero Juan Duarte. Pasó una niñez de estrecheses económicas y una vez mayor de edad viajó a Buenos Aires persiguiendo su sueño de ser cantante y actriz radiofónica.

Relación
Desarrollando esa actividad, en 1944, conoció al ascendente coronel Juan Perón, secretario de Trabajo y Previsión, durante una reunión de solidaridad con los damnificados por el terremoto de San Juan. Desde entonces no se separaron más.

Cuando en octubre de 1945 detuvieron a Perón, Evita, a quien llamaban “señorita radio” movilizó a los sindicatos para que lo liberaran; así gestó el 17 de Octubre en donde el pueblo rescató a su líder. Pocos meses después contrajeron matrimonio.

Eva comenzaba a tallar en la política nacional. Participó entre 1945 y 1946 en la campaña presidencial de su marido, ganándose la consideración del pueblo al que junto a su esposo venían a rescatar del olvido al que había sido condenado por la sociedad “bienpensante” y entreguista que gobernó el país por largas décadas.

Resignificado
Revirtió el descalificativo “descamisados” con que la antipatria mencionaba a los trabajadores y los humildes de la Patria, y lo convirtió en orgullosa bandera reivindicatoria.

Ya con Perón en la Presidencia de la Nación, a partir de 1946, se convirtió en líder social. “Donde hay una necesidad hay un derecho”, decía Evita y calmó cada necesidad con derechos concretos para todos los argentinos, junto a la gestión de su marido y con la colaboración de la Fundación que llevaba su nombre, solventada por aportes de los trabajadores.

Sin tener nunca un puesto oficial en el Gobierno, Evita actuó de hecho como ministro de Salud y de Trabajo, impulsando generosas y justas mejoras y conquistas laborales para los trabajadores, quienes le respondieron con gran devoción al reconocerla como propia y votando por Perón.

Con una gran conciencia social eliminó los subsidios a la tradicional Sociedad de Beneficencia, lo que le valió gran cantidad de enemigos en la elite tradicional. Desde la Fundación Eva Perón, fundó cientos de hospitales, escuelas, orfanatos, casas para personas de edad y otras instituciones solidarias.

Evita formó el Partido Peronista Femenino en 1949 y fue la gran responsable del voto femenino. En 1951, ya padeciendo de cáncer, la CGT impulsó su candidatura a la vicepresidencia, pero debió renunciar en un Cabildo Abierto realizado en agosto. Ocho meses después fallecía, dejando desconsolados al líder y a su pueblo, y el ejemplo de una vida corta pero plena de transformaciones sociales que torcieron para siempre el rumbo de la Nación Argentina y quedaron en la memoria popular eternamente.

Es nuestra Evita, es peronista y es quien nos alienta a seguir en la lucha por un país mejor.

 
CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | VERSION IMPRESA
Copyright © 2006 Noticias Gremiales S.R.L | Todos los derechos reservados