Copyright © 2006
Noticias Gremiales S.R.L
Todos los derechos reservados

 

Noticias de actualidad
Para enviar noticias a esta sección ngremiales@gmail.com
 
 
Los efectos de la pandemia del COVID 19 en el mundo laboral
Informe de la OIT Argentina pondera las medidas adoptadas por el país 

BUENOS AIRES, 6 DE ABRIL DE 2020 – Al igual que en todo el mundo, la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 tendrá un fuerte impacto en el mercado de trabajo de Argentina.

La cantidad y la calidad de los empleos se encuentran amenazadas, con consecuencias más significativas para los trabajadores que están en una situación de mayor vulnerabilidad.

Así se desprende de la nota técnica “El COVID-19 y el mundo del trabajo en Argentina: impacto y respuestas de política”, elaborada por especialistas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el país.

Se trata de un análisis preliminar que detalla las políticas anunciadas por el gobierno y las evalúa en línea con las recomendaciones de la organización para brindar una respuesta integral a esta crisis.

De acuerdo con este informe, los grupos más afectados por la crisis son las mujeres, los trabajadores informales –y en particular quienes se ocupan en actividades que no pueden realizarse de manera remota, como las trabajadoras domésticas–, los trabajadores independientes, monotributistas y de plataformas –con modalidades de empleo que no ofrecen protección completa y acceso limitado a programas de protección social no contributivos– y quienes llevan a cabo tareas de cuidado en los hogares.

Como consecuencia de esta crisis, se prevé una caída significativa del PIB durante 2020, estimada entre -2 y -3,8 por ciento. De confirmarse el escenario más extremo, el número de desocupados en el país podría sumar 340.000 personas. 

“Las políticas de aislamiento como respuesta a la crisis que fueron tomadas por el gobierno argentino y por otras naciones con las que mantiene vínculos comerciales, tuvieron como consecuencia el actual freno de gran parte de actividades profesionales”, afirma la nota, elaborada por los funcionarios de la OIT Argentina Christoph Ernst –especialista en empleo y desarrollo productivo– y Elva López Mourelo –especialista en mercados de trabajo inclusivos–. Para los autores, el paro de la mayoría de las actividades productivas ya causó una caída del crecimiento económico que se acentuará en las próximas semanas y que afecta negativamente al mercado de trabajo.

Para la OIT, las respuestas políticas ante la crisis deben enfocarse en dos objetivos inmediatos. En primer lugar, es necesario asegurar la salud de los trabajadores, los empleadores y sus familias y minimizar los riesgos de propagación del COVID-19. Luego, deben tomarse acciones coordinadas, rápidas y de gran escala para estimular la economía y sostener los empleos, las condiciones de trabajo y los ingresos de los trabajadores. Con ese marco, los autores de la nota se preguntan: ¿qué aspectos son clave para que las medidas económicas y sociales tomadas para mitigar los costos de la crisis logren su objetivo? 

“En Argentina ya se han implementado y anunciado medidas que van en la dirección adecuada”, sostienen Ernst y López Mourelo, para quienes “la fijación de precios y el apoyo financiero para la producción de bienes de primera necesidad, así como las facilidades de pago anunciadas por el gobierno, son medidas importantes para aliviar la situación de las empresas y de las pymes en particular”. 

En la misma línea, destacan las políticas de protección social: “El bono extraordinario de la AUH y el Ingreso Familiar de Emergencia permitirán alcanzar a miles de hogares que han visto reducidos sus ingresos total o parcialmente”.

Hacia el final de la nota, tras realizar una comparación de las respuestas políticas tomadas por diversos países del mundo y de la región y detallar las medidas implementadas por el gobierno argentino, los especialistas de la OIT insisten con el mensaje clave: la necesidad de proteger a los grupos más afectados y menos protegidos. De ese modo, aseguran: “Se requieren políticas laborales activas y de protección social para los trabajadores informales, los cuentapropistas, las trabajadoras domésticas, los migrantes y todos aquellos grupos a los que resulta más difícil llegar, porque están al margen del alcance de la capacidad de las instituciones”. 

Para la OIT Argentina, la respuesta a esta crisis debe ser integral, articulada y monitoreada entre los ministerios, con el compromiso compartido de gobiernos, empleadores y sindicatos, en un proceso activo de diálogo social.
 
CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | VERSION IMPRESA
Copyright © 2006 Noticias Gremiales S.R.L | Todos los derechos reservados