Copyright © 2006
Noticias Gremiales S.R.L
Todos los derechos reservados

 

Noticias de actualidad
Para enviar noticias a esta sección ngremiales@gmail.com
 
 

Gobierno y sindicatos se unen para promover los derechos de las trabajadoras domésticas
Formalización del trabajo doméstico

BUENOS AIRES, 25 DE MARZO DE 2019 - Organizaciones sindicales de todo el país participaron de una jornada organizada por la Secretaría de Promoción, Protección y Cambio Tecnológico del Ministerio de Producción y Trabajo y la OIT, enfocada en promover los derechos de las trabajadoras de casas particulares.

En Argentina, el sector emplea a aproximadamente 1 millón de personas, abarca al 15 por ciento de las mujeres asalariadas y juega un rol clave en el futuro del trabajo.

El encuentro, bajo el título “Principales Desafíos del Sector de Trabajo en Casas Particulares: una mirada desde el enfoque de género”, tuvo como objetivo fortalecer las organizaciones sindicales y propiciar espacios para construir una red que potencie las acciones de promoción y acceso efectivo a sus derechos.

Durante la apertura estuvieron presentes el director de la OIT en Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira; la secretaria de Promoción, Protección y Cambio Tecnológico, Graciela Guzmán; el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, y la directora de Protección e Igualdad Laboral del Ministerio de Producción y Trabajo, Cecilia Garau.

En Argentina, aproximadamente el 17 por ciento de las mujeres asalariadas son trabajadoras domésticas. Si se tiene en cuenta la precariedad laboral que enfrentan estas trabajadoras, nos encontramos con uno de los principales orígenes de las brechas de género que prevalecen en el mundo laboral argentino. De hecho, 7 de cada 10 trabajadoras de casas particulares no se encuentran registradas. Además de impedirles acceder a sus derechos como trabajadoras –salario mínimo, horario de trabajo, vacaciones, licencia por maternidad, indemnización en caso de despido, aguinaldo, protección social, entre otros–, esa circunstancia también las invisibiliza. Como consecuencia, tienen dificultades para recibir atención o dar a conocer casos de violencia y abuso laboral.

“El principal desafío es incrementar la registración y disminuir la informalidad, porque la registración representa el acceso a los derechos”, afirmó Garau.

En la jornada se marcaron los desafíos a futuro. El más acuciante será aumentar el nivel de formalización laboral, pero se reflejaron otras problemáticas no menos importantes, por ejemplo el diseño de programas que permitan mejorar el nivel educativo de las trabajadoras, ya que el 75 por ciento de ellas cuenta con el secundario incompleto.


CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | VERSION IMPRESA
Copyright © 2006 Noticias Gremiales S.R.L | Todos los derechos reservados