Copyright © 2006
Noticias Gremiales S.R.L
Todos los derechos reservados

 

Noticias de actualidad
Para enviar noticias a esta sección ngremiales@gmail.com
 
 
Héctor Ponce, Secretario General de la ATILRA
“La lechería necesita una política de Estado”
BUENOS AIRES, 7 DE AGOSTO DE 2018 - “La actividad lechera, como toda actividad volátil, necesita de escenarios locales previsibles. Para eso hace falta, como primera medida, una política de Estado porque, al no existir esta, hay acontecimientos externos e internos que conspiran contra el normal desarrollo del sector” sostuvo Héctor Ponce, Secretario General de la Asociación Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA).

El sindicalista también reclamó “un sinceramiento” para “reconocer cuál es la problemática” y dejar de lado falacias tales como responsabilizar “al salario del trabajador de la industria lechera, al sindicato y al convenio colectivo” por las dificultades que enfrenta el sector.

En tal sentido Ponce recordó que algunos empresarios sostienen que no pueden “procesar más de 700 litros de leche por trabajador por día” por culpa del sindicato y del convenio colectivo, lo que calificó de “una falacia”.

Explicó que “hay empresas que procesan esa producción y hay otras que procesan 4500 litros por trabajador por día. Es decir que la capacidad de procesar equis cantidad de litros de leche, como pregonan algunos comunicadores interesados, no tiene que ver con el trabajador y el convenio colectivo que son iguales en ambos casos; sino con la tecnificación de las empresas. Estas y otras cuestiones, que no tienen que ver con la realidad, se dicen interesadamente y seguimos sin poder acordar las soluciones que necesita la actividad”, recalcó el conductor de la ATILRA.

En este marco preguntó al tambero “¿cuál es la diferencia de precio que percibe entre una y otra empresa por la materia prima que les entrega? Y la respuesta es que no la hay”.

Ponce destacó que el gremio puso a disposición de la actividad “una actitud de colaboración: modificamos el convenio colectivo, aceptamos bajar los aportes patronales, hemos retrasado nuestra actualización salarial, pero los precios en góndola no bajaron, el de la materia prima no mejoró y el problema del sector no se ha solucionado. Es la demostración palmaria de que el salario del trabajador de la industria lechera no tiene nada que ver con las dificultades que atraviesa la actividad lechera”, puntualizó.


CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | VERSION IMPRESA
Copyright © 2006 Noticias Gremiales S.R.L | Todos los derechos reservados