Copyright © 2006
Noticias Gremiales S.R.L
Todos los derechos reservados

 

Noticias de actualidad
Para enviar noticias a esta sección ngremiales@gmail.com
 
 

Antonio Caló, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, responsabilizó directamente al gobierno nacional por la apertura de las importaciones
UOM: “Desde el 2015 hasta ahora perdimos 25.000 puestos de trabajo”

MAR DEL PLATA, 17 DE ABRIL DE 2018 - (enviado especial) - Las empresas metalúrgicas de la Argentina despidieron por lo menos a 25.000 trabajadores entre fines del 2015 y lo que va del 2018, según reconoció el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, al dialogar con Noticias Gremiales en la apertura del Congreso Nacional de Delegados del gremio en la ciudad de Mar del Plata.

La UOM llegó a este importante congreso sin tener resuelta su situación salarial. El gremio se encuentra llevando adelante negociaciones con las cámaras empresarias. “Se nos complicó la paritaria; podíamos haber llegado a un mínimo acuerdo pero seguimos peleándola como hicimos siempre”, explicó el dirigente.

De acuerdo con Caló, “no se habla del techo del 15% sino de lograr que ningún trabajador metalúrgico gane menos de $17.000, que no es ninguna locura viendo el valor de la canasta básica”.

Ante la falta de acuerdo, durante el Congreso en Mar del Plata la UOM pondrá en discusión la necesidad de llevar a cabo medidas de fuerza, que el propio secretario general estaría en condiciones de aceptar y que implicarían en primera instancia paros de media hora que frenen la producción y asambleas en las fábricas.

Pero más allá de la cuestión salarial, lo que “verdaderamente preocupa” a la conducción de la Unión Obrera Metalúrgica es la pérdida de puestos de trabajo que viene dándose en Argentina desde el cambio de gobierno en 2015.

“Del 2015 hasta ahora perdimos 25.000 puestos de trabajo. Eso nos preocupa. El poder adquisitivo se discute y se pelea, pero la pérdida de puestos de trabajo es mucho más difícil de recuperar”, analizó Caló, quien reconoció que “hay una gran preocupación” por este tema que tiene dos causas principales: “El rumbo económico que tomó este gobierno pero fundamentalmente la apertura de las importaciones, eso nos está destruyendo”, advirtió Caló.

El titular de la UOM señaló que desde que la gestión de Mauricio Macri “abrió indiscriminadamente las importaciones”, algunas fábricas cerraron, otras dejaron de producir determinadas piezas, muchas redujeron personal y “en consecuencia hoy hay 25.000 personas que se quedaron en la calle y que van a ser muy difíciles de recuperar”.


CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | VERSION IMPRESA
Copyright © 2006 Noticias Gremiales S.R.L | Todos los derechos reservados